INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS

La mayor limitación del ser humano es el tiempo, su mayor liberación el paso del tiempo.

Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
¿Es ético utlizar la asistolia para extraer órganos?
Según el Observatorio de Bioética de la UCV (España)

24/04/2017
Donación y trasplante de órganos. ¿Éticamente se puede utilizar la parada cardiorespiratoria como criterio para la extracción de órganos?
Con fecha 11 de enero de 2017 se presentó un Informe difundido por Europa Press del doctor Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes, dirigido a la Ministra de Sanidad Dolors Montserrat, en el que se recogen los datos de trasplantes correspondientes a 2016.
En dicho Informe se hace referencia a la donación en asistolia (se define como la ausencia completa de actividad eléctrica en el miocardio), afirmando “que se afianza como la vía más clara de expansión del número de trasplantes, con un total de 494 donantes, lo que representa un incremento del 57% y el 24% del total de donantes fallecidos, o lo que es lo mismo un 1,4 donantes lo es en asistolia.
Sin embargo, a nuestro juicio, utilizar la asistolia como criterio para la posible obtención de órganos ofrece objetivas dudas éticas, pues aún existen muchos puntos críticos por resolver en relación con este tema. Entre ellos:
1.- Para los donantes Maastrich III, es decir, a aquellos a los que se realiza una parada cardiaca controlada
 ¿Está la limitación del esfuerzo terapéutico condicionada por la ulterior donación?
 ¿Se vulnera la de Dead Donor Rule? (ya que la muerte se produce en un tiempo y lugar condicionado).
 ¿Es éticamente aceptable la manipulación de los cuerpos antes de la muerte? (colocación de catéteres etcétera).
2.- Para los donantes tipo Maastrich II, que se refiere aquellos otros que sufren una parada cardiaca y que por reanimación infructuosa son considerados pacientes fallecidos.
 ¿Se traslada a al paciente en parada cardiaca al hospital óptimo para su reanimación?
3.- Y para ambos tipos de donantes
 ¿Por qué en España el diagnóstico de muerte se realiza sólo cinco minutos después del cese de la actividad cardiaca? (En Italia por ejemplo son 20 minutos).
 ¿Existe el fenómeno de la autorresucitación?
 ¿Por qué se infla un balón aórtico en estos pacientes a fin de que no perfunda del cerebro y el corazón?
Por tanto, somos de la opinión que quedan aún objetivas dudas éticas antes de poder considerar de forma definitiva moralmente aceptable este tipo de donación. Muchas de estas dudas, en realidad son más clínicas que éticas, por lo que pensamos que hasta que ello no se resuelva, la utilización del criterio de parada cardiaca por la obtención de órganos podría cuestionarse.
 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas (on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
Colaboración económica

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
25 de julio de 2017