INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS
Mientras la vida de la especie humana antes del parto no tenga la misma protección penal que tras él, el diagnóstico prenatal de malformaciones supone un riesgo mortal para el ser humano en gestación..
Rodríguez, E.
Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
Debate internacional sobre la maternidad subrogada
EL DEBATE SOBRE LA MATERNIDAD SUBROGADA LLEGA A LA ONU Y AL PARLAMENTO EUROPEO

15/12/2015
Finalmente, una declaración internacional para la abolición de la maternidad subrogada llega a las organizaciones internacionales y europeas para dar inicio a un nuevo debate.
Como ya se ha anticipado hace unos meses en un artículo de Matchman News, más de 2.300 expertos de 54 países han firmado una Declaración Internacional para la Abolición de la maternidad subrogada, en la que piden a las instituciones prohibir esta práctica en todo el mundo, y a los actores políticos a nivel nacional impedir el registro civil de los padres no biológicos de los niños nacidos a través de la subrogación de útero, con el fin de obstaculizar el procedimiento.
Para analizar la evolución de la declaración, entrevistamos a Leonor Tamayo, presidenta de Profesionales por la Ética, la asociación española que promovió la iniciativa.
La declaración fue entregada a diversos organismos internacionales. ¿Piensa que el contenido y el debate generado se difundirán rápidamente? ¿Qué efectos tendrán?
En las últimas semanas, la Declaración fue entregada a la OEA (Organización de Estados Americanos), en Washington, al Parlamento Europeo en Bruselas, al Alto Comisionado para los Derechos Humanos y a varios representantes permanentes ante las Naciones Unidas en Ginebra. Aunque el debate sobre la maternidad subrogada acaba de empezar avanza rápidamente. Es muy importante actuar con antelación, dar el primer paso para tener una ventaja. Algunos diplomáticos en Ginebra se sorprendieron por el hecho de que hemos presentado este problema a las Naciones Unidas, ya que hasta ahora nunca nadie había propuesto un debate similar.
También se han presentado iniciativas muy importantes ante los organismos internacionales por parte de grupos pro-familia, y muchas otras presentarán. Sin embargo, somos conscientes de que nuestros adversarios tienen enormes intereses económicos e ideológicos relacionados con la legalización de la maternidad subrogada, y estamos listos para luchar. Incluso el lobby homosexual juega un papel fundamental (y todos sabemos lo poderoso que es); de hecho, a través de la maternidad subrogada quiere demostrar que “la homosexualidad” no significa “incapacidad de ser padres.” De este modo, las uniones homosexuales se equipararían al matrimonio.
¿Puede explicarnos la situación actual de la maternidad subrogada en Europa desde el punto de vista político y legislativo?
Aunque algunos países, como Albania, Georgia, Croacia, Países Bajos, Rusia, Reino Unido, Grecia y Ucrania, la han legalizado en la mayor parte de los países europeos está prohibida. Queda expresamente prohibida en Alemania, Suiza, Francia, Italia, Portugal, Austria, Estonia, Finlandia, Islandia, Moldavia, Montenegro, Serbia, Eslovenia, Suecia y Turquía. En otros, se tolera en parte; es el caso de Bélgica, Luxemburgo, Polonia y República Checa. En otros países, no está prohibida expresamente o no está regulada por la ley, como en Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Malta, Mónaco, Rumania, San Marino y Bosnia Herzegovina.
La situación cambia en el caso de los niños nacidos por vientre de alquiler en un país y que se registran en aquellos países donde los “padres” eligen vivir. Esta práctica es legal en Albania, España, Estonia, Georgia, Hungría, Irlanda, Países Bajos, República Checa, Reino Unido, Rusia, Eslovenia y Ucrania, y prohibida en el Principado de Andorra, Bosnia y Herzegovina, Letonia, Lituania, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Rumania, Serbia y Turquía. En el resto de los países, la aprobación o prohibición depende de determinadas normas internas.
El 26 de junio de 2014, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se pronunció sobre los casos 65192/11 Mennesson c / Francia y 65941/11 Labassee c / Francia, individuando una violación del artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos concerniente al respeto a la vida privada y familiar, ya que no se había reconocido la relación padre-hijo entre los niños nacidos mediante gestación subrogada y padres que habían utilizado este método. Esta decisión ha dado inicio a la legalización de la práctica en los países firmatarios de la Convención y ya se están produciendo los primeros efectos España, Francia, Alemania, Irlanda e Italia.
En otra sentencia del pasado mes de enero, (Paradiso y Campanelli), la Corte ha validado la venta de un niño, abriendo las puertas a la trata de bebés y explotación de las mujeres.
En conclusión, en los países occidentales estamos asistiendo a una promoción general de la explotación de los cuerpos de las mujeres y la trata de niños. Europa se dirige hacia la disposición plena de consagrar y facilitar la compra-venta de niños para que todo el que quiera, y se lo pueda permitir, pueda comprarlo y exigir unos estándares de calidad del “producto” adquirido. Al parecer, la dignidad de la mujer y la maternidad no se contemplan ya como intocables y dignos de protección sino que, tal y como sucede con la prostitución, se puede utilizar a la mujer para satisfacer un deseo.
Esta nueva forma de explotación, de cosificación de los seres humanos, de tráfico de personas y de prostitución del cuerpo de la mujer y la maternidad, se va abriendo camino en los países europeos y en las instituciones, bajo el peso de los lobbies, el negocio que genera este tipo de transacciones y los intereses económicos.

http://www.matchman-news.com/il-dibattito-sulla-maternita-surrogata-arriva-allonu-e-al-parlamento-europeo/

Francesca Maccioni / Matchman News, 28.09.2015
 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas (on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
Colaboración económica

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
24 de julio de 2017