INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS
La Bioética es el estudio sistemático de la conducta humana en el área de las ciencias de la vida y de la salud, examinadas a la luz de los valores y de los principios morales.
Reich, W. T.
Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
La infertilidad temporal voluntaria
Se debería intentar evitar la normalización de esa “infertilidad temporal voluntaria” por tener un alto coste biológico y personal

27/11/2015
La primera reflexión es que, como opina el profesor Herranz, Catedrático de Histología, y uno de los primeros bioéticos españoles, “los éticos no saben biología y los biólogos poca ética” por eso resulta tan complejo escribir artículos que aúnen ambos campos.
Pero es evidente que no puede haber una buena ética sin una buena biología, ese es el problema. Por ello, se ha repetido que la Bioética es interdisciplinar, resultante de la colaboración entre biólogos, médicos, filósofos, jurista y moralistas, pero pocas veces se da una colaboración tan amplia.
En el artículo que estamos comentando se hace la siguiente afirmación “los ovarios tienen alrededor de un millón de óvulos almacenados, esta es la dotación completa y final de la mujer, luego se atrofian muchos y al llegar a la pubertad puedan quedar entre 300.000 y 400.000.
De los 300 o 400.000 ovocitos presentes al inicio de la menopausia solo se utilizan para la ovulación 400 o 500, comenzando los otros con una atrofia que culmina en la menopausia.
En realidad lo que hay en el nacimiento son ovogenias con ovocitos de primer orden, detenidos en la segunda fase de su meiosis y con 46 cromosomas, en la pubertad se termina esa división, detenida hasta entonces, y se trasforman en ovocitos secundarios disminuyendo a 23 el número de cromosomas.
La segunda cuestión a resaltar es la de “congelación de óvulos”. Hemos de comentar que el ovocito de segundo grado, impropiamente llamado ovulo, es una célula grande que en los procesos de congelación/descongelación se altera con mucha facilidad, por lo que actualmente lo que se realiza es un proceso de vitrificación, técnica más sencilla, de mayor eficiencia, de menor coste. Esta es la que se está ofreciendo a las mujeres que quieren retrasar su maternidad por problemas laborales o sociales.
Otra técnica utilizada es la de congelación de fragmentos de tejido ovárico, para posteriormente pasar a esa “compra de tiempo” que la mujer ha deseado, reimplantar el tejido y esperar una vuelta a la normalidad con la aparición de ovulaciones.
Esto, que en casos de enfermedad de la mujer es éticamente admisible, hay que ser muy cuidadoso en su valoración fuera de esa circunstancia, pues además hay algunas clínicas que, a la vez que realizan la extracción de tejido ovárico para congelar, obtienen ovocitos que fertilizan in vitro y posteriormente congelan los embriones.
Una vez pasado el tiempo necesario de implantado del tejido ovárico se realiza una trasferencia de embriones y se “vende” como una exitosa gestación.
Estoy de acuerdo con las advertencias que se dan del posible abandono de toda esperanza de maternidad juvenil, haciendo cierta la conclusión de estar mal visto el no sacrificarse por el éxito laboral. Creo también que hay que intentar evitar la normalización de esa infertilidad temporal voluntaria que ha de tener, no lo dudo, un alto coste biológico y personal.
JOSÉ ÁNGEL MÍNGUEZ. OBSERVATORIO DE BIOÉTICA. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA.
Observatorio de Bioética UCV [info@observatoriobioetica.org]


 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas (on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
Colaboración económica

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
26 de septiembre de 2017