INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS

La buena voluntad es la panacea de los tontos.
Gómez Dávila, N.

Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
LOS NI√ĎOS DE ENCARGO
LA MATERNIDAD SUBROGADA EN LOS √öLTIMOS A√ĎOS SE HA DISPARADO, IMPULSADA POR LAS PAREJAS GAIS.

12/08/2015
Un inesperado efecto colateral del reciente terremoto en Nepal fue la evacuaci√≥n urgente por el gobierno israel√≠ de 26 reci√©n nacidos por maternidad subrogada, en su mayor√≠a indias. Los padres contratistas eran casi todos gais. Las leyes israel√≠es no permiten este comercio en su pa√≠s, y a su vez las leyes indias restringen la maternidad de alquiler a parejas heterosexuales casadas, as√≠ que las indias cruzan a Nepal, donde hay manga ancha, para tener sus ni√Īos.
Es uno de los embrollos que est√° originando este tr√°fico internacional de beb√©s. El a√Īo pasado dio varias vueltas al mundo el caso de Gammy, un ni√Īo con Down regalado a su madre de alquiler en Tailandia por la pareja australiana que lo hab√≠a encargado y que s√≠ se llev√≥ a la hermana gemela Pipah, nacida en el mismo lote. Los compradores, al enterarse de que uno de los beb√©s era Down pidieron a la madre que lo abortara, pero ella, Pattaramon Janbua, se neg√≥ invocando sus creencias budistas. El caso ha motivado que el gobierno tailand√©s proh√≠ba este negocio.

El primer vientre de alquiler se remonta a 1985. La maternidad subrogada ha sido m√°s bien anecd√≥tica, pero en los √ļltimos a√Īos se ha disparado, en especial impulsada por las parejas gais. En Gran Breta√Īa se esperan este a√Īo unos 200 ni√Īos de alquiler y unos 2.000 en Estados Unidos. Al margen de la falta de legislaci√≥n y control en muchos pa√≠ses, lo que est√° provocando numerosos conflictos, ‚Äúel espectro de una mujer del tercer mundo que recurre a estos acuerdos, motivada por circunstancias econ√≥micas desesperadas, plantea delicadas cuestiones √©ticas‚ÄĚ, escrib√≠a Anne Schiff en el Jerusalem Post. Si tales contratos se hicieran en igualdad de condiciones, con asesoramiento psicol√≥gico y atenci√≥n m√©dica adecuada, quiz√° fueran menos escandalosos, pero la deriva actual los deja abiertos a la explotaci√≥n. Y en cuanto a los intereses de esos ni√Īos, Schiff los pone en paralelo con los ni√Īos adoptados: ‚ÄúSin embargo, no deber√≠amos apresurarnos demasiado aceptando esta analog√≠a: la adopci√≥n normal est√° centrada en el ni√Īo, mientras que la subrogaci√≥n se focaliza en el adulto. En otras palabras, la meta de la adopci√≥n es proteger los intereses de un ni√Īo cuyos padres biol√≥gicos son incapaces de atenderlo. La meta de la maternidad de alquiler es engendrar un ni√Īo con el prop√≥sito de satisfacer los deseos de los adultos‚ÄĚ
 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas (on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
Colaboración económica

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
19 de noviembre de 2017