INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS
Es lícito lo que promueve la dignidad personal e ilícito lo que la vulnera. Die Menschenwürde ist unantastbar (la dignidad humana es inviolable). Esa proposición, situada en el frontispicio de la constitución alemana como fundamento moral de toda legislación, debe ser también el paradigma ético de la bioética. 
José Luis del Barco
Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
Es ya un hombre aquél que lo será
En el desarrollo embrionario nada es casual o improvisado, como no lo es el desarrollo de una buena sonata de Mozart o una sinfonía de Beethoven. Hay un guión, una partitura, un programa que ha de ir desarrollándose paso a paso de forma coordinada, gradual y continua.

25/04/2015
Pues bien, precisamente las tres propiedades que caracterizan el desarrollo embrionario, desde la primera división celular son: “coordinación”, “continuidad” y “gradualidad”. El embrión, siendo siempre el mismo va creciendo en complejidad, pero no debe considerarse como un simple amasijo de células todas iguales, sino como un todo integrado y ordenado, en que cada parte cumple su función en plena interacción con las demás partes. Terminada la fecundación, el embrión no es un individuo en potencia, sino un individuo humano que ha comenzado su existencia y en el que se cumplen todas las condiciones necesarias y suficientes para alcanzar de forma autónoma y continua todo el potencial para el que está genéticamente equipado. El desarrollo del embrión tiene lugar de forma coordinada, debido a la existencia del programa de actividades genéticas perfectamente regulado en espacio y tiempo. El desarrollo es continuo, ya que de una etapa se pasa a la siguiente sin solución de continuidad. El desarrollo es gradual, ya que transcurre paso a paso y, a medida que pasa el tiempo y crece el organismo, van estableciéndose diferentes rutas de especialización de las células que lo integran.

Puede leer el articulo del Prof Juve, completo en: Observatorio de Bioética UCV [info@observatoriobioetica.org]
 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas (on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
Colaboración económica

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
17 de octubre de 2017