INICIO CONTACTE

¿QUÉ ES LA FUNDACIÓN? ¿QUÉ ES ICEB? NOTICIAS PREGUNTAS
La realidad simplemente es, la idea se elabora.
Bergoglio, JM
Fundación Bioética
Actividades
Recortes de Prensa
 
Vídeos
Ancianidad: Capicua
Cerebro feliz
Cuidados Paliativos
Demencia: a primera vista
El Cerebro Ético
Perinatal Hospice
Terapia con células madre
After Cecily
 
Enlaces
ABEM
Aborto. Atención Primaria
Aceb
ACEPRENSA
Aebi
Andoc
BioEdge
BioEdge (español)
Bioeticaweb
C-FAM
Comité Bioética España
Etica y Política
FUCEB
Humanidades Biomédicas
IEB
Il Centro di Ateneo
IMABE
Instituto de Bioética IBCS
Lindeboom Institute
Observatorio de Ética, Política y Sociedad
Observatorio de Bioética
SAIB
The Hastings Center
The Linacre Centre
UNESCO
 
Publicaciones
Revistas Científicas:
- Bioética & Debat
- Cuadernos de Bioética
- Imago Hominis
- IRB: Ethics & Human Research
- The Hastings Center Report
- Persona y Bioética
- Quién
Ampliar   Disminuir
Clic para ampliar
La identidad femenina y la maternidad en la ONU.
Es el Foro organizado por el Comité del Estatus de la Mujer, que toma como punto de referencia la Declaración de Pekín, que hace 20 años fue el resultado de la 4ª Conferencia Mundial

06/11/2014
Estos últimos tres días, Mª. Luisa Peña, como delegada de Profesionales por la Ética en la ONU, en Ginebra, en un Foro que ha reunido a más de 600 delegaciones de diversas ONGs provenientes de varios países. Es el Foro organizado por el Comité del Estatus de la Mujer, que toma como punto de referencia la Declaración de Pekín, que hace 20 años fue el resultado de la 4ª Conferencia Mundial sobre la Mujer de Naciones Unidas. Este encuentro masivo de la sociedad civil está enmarcado en el contexto de una Revisión Regional Intergubernamental de los países miembros de la Comisión Económica para Europa, que asimismo se reúnen esta semana y que centrará su atención en la Plataforma de Acción adoptada en 1995, también en Pekín.
Me ha llamado la atención que los grupos feministas están muy preocupados porque su "lenguaje de género" podría cambiar si se reabre el tema de la Declaración de Pekín. Y se quejan de que la Santa Sede y otros pocos países están bloqueando "avances". Temen que se dejen de utilizar sus términos en documentos internacionales o que incluso se intenten cambiar. Algo que sin dejar de se runa buena noticia y un aliciente para nosotros, nos empuja a estar más alerta porque probablemente darán un nuevo impulso a sus estrategias y presiones.

Una de las sesiones simultáneas resultó especialmente interesante y fructífera. Su temática era “La Mujer y la Economía”. Durante la sesión intervine presentando nuestra nueva iniciativa “Mujer, Madre y Profesional” y sus 10 propuestas sociales, políticas y culturales sobre la que puedes leer aquí, y que están directamente relacionadas con algunas de las cuestiones que se trataron como:

• La desigualdad de sexos en el ámbito profesional por la llamada “penalización por maternidad” que viene a ser lo mismo que el mobbing maternal que nosotros denunciamos.
• El no reconocimiento del trabajo doméstico no remunerado, que se relaciona directamente con una de nuestras propuestas: valorar como categoría laboral la dedicación exclusiva a la familia tanto jurídica como económicamente.

La presidenta de la ONG “Make Mothers Matter”, Anne-Claire de Liedekerke, quien fue destacada ponente de la sesión, abogó por una verdadera conciliación de la mujer para combinar su participación en el mercado laboral con la educación de sus hijos desde un enfoque del ciclo de vida, puesto que -la maternidad no debe ser un obstáculo para la carrera profesional de la mujer, sino una circunstancia a la que el empleador debe adaptarse -.

En la misma línea, Amelia Espejo, asesora de Políticas Sociales y Laborales de la Organización Internacional para Empleadores, mencionó que la mujer no debe renunciar a ser mujer para conseguir sus metas profesionales, por tanto las empresas deben flexibilizar sus condiciones y considerar a las madres.

Por último, Margunn Bjornholt, experta en economía, investigadora social y de políticas públicas reprocha que no se valore la naturaleza de la mujer y que el trabajo doméstico o familiar no está integrado en ningún modelo económico.

Durante mi intervención, felicité a las ponentes mencionadas anteriormente coincidiendo con ellas en que la identidad femenina debe respetarse en su totalidad, se debe invertir en la madres porque son ellas las que educan a los futuros buenos ciudadanos, que la discriminación en Europa se erradicará sólo si se brindan oportunidades atendiendo a las necesidades de las madres trabajadoras y sobre todo si se deja de estigmatizar a la mujer que decide exclusivamente dedicarse a su familia.

Es un orgullo y una alegría haber podido defender estos principios elementales en la sede de la ONU en Ginebra, y seguiremos haciéndolo. Desde la iniciativa de Mujer, Madre y Profesional seguiremos trabajando con fuerza para defender la identidad femenina y la maternidad.

Internationalarea@profesionalesetica.org
mujermadreyprofesional@profesionalesetica.org
www.profesionalesetica.org


 
Biblioteca
Actividades
Documentos
Investigación
Selección de temas
 
Cursos
Comités Éticos Asistenciales (on-line)
Metodología para la Toma de Decisiones Éticas (on-line)
 
¿Quiénes somos?
Equipo Directivo
Actividades
Memorias anuales
Contacta
News
Enlaces
 
Colaboración económica

 

  2009 Fundación Bioética
[ARCHIVO]
28 de mayo de 2017